¿Lo sabías?

La tasa de respiración óptima es de entre 6 y 10 respiraciones por minuto, siendo una cifra variable en función de múltiples variables, como la edad el estado físico o la situación.

Sin embargo, a causa del ritmo de vida, este número es más elevado. La consecuencia es una tendencia a la hiperventilación que provoca en el organismo cuadros de trastorno continuados.

Cuidar tu respiración es cuidar tu salud.