Si estás teletrabajando con niños por primera vez, probablemente habrás descubierto que no es tan fácil como parece. Aquí tienes 4 claves para gestionar la situación.

Establecer¡ horarios y rutinas

Grandes y pequeños son más productivos cuando se establecen horarios y rutinas. Los límites, cuando son consensuados, facilitan la convivencia de todos.

Diferenciar¡ espacios de trabajo y ocio

Cuando se trabaja en casa, los espacios de ocio y trabajo se confunden. Separarlos ayuda a desconectar, favorece la concentración y establece límites claros.

Mantén la calma a pesar de todo

Los niños son, en parte, el reflejo de los adultos. Si esta convivencia se enfoca desde el respeto, la calma y la tranquilidad, los más pequeños lo vivirán así también.

Respeta y comprende la situación

Es importante que los pequeños entiendan que estar en casa no implica estar de vacaciones. Un mensaje útil es visibilizar que “también tenemos deberes”.